“Los periodistas somos servidores públicos” – La Nación

Denise Pessana y Enrique Llamas de Madariaga, pareja en la radio y en la vida, conducen Sexta edición

Por Alicia Petti

Enrique Llamas de Madariaga lleva más de 50 años ejerciendo el periodismo tanto en gráfica como TV y en radio. Desde hace 27 años, lidera Sexta edición, ahora de nuevo en su franja de lunes a viernes, de 17 a 19, en Radio Rivadavia (AM 630), un espacio con información, análisis, opinión, reflexión y buen humor. El ciclo ?que incluso se emitió en otros horarios y por breves lapsos con otros conductores? es una marca de la emisora. Desde hace más de tres años, lo conduce con su mujer, Denise Pessana, también periodista, a quien conoció cuando conducían América Noticias.

El staff de Sexta Edición Llamas de Madariaga y Pessana están acompañados por Amelia Troisi, Oscar Muiño, Martín Caballero, Esteban Sassi, Jorge Vaccaro, Liliana Franco, Clara Salguero y Guadalupe Noble. En la locución está Ofelia Flores y, en la producción, Martín Fernández Madero y Lucas Ricoy.

 

En nombre del padre en ADN, La Nación, 8 de mayo de 2010

Del joven político, el legislador y el inspirado empresario fundador de Clarín , Guadalupe Noble elige recuperar del rompecabezas de la memoria la figura del hombre en la intimidad. Noble, un argentino visionario es el resultado de un largo camino de introspección. El recorrido que va desde los tempranos diez años, cuando la muerte de su padre la sorprende en una siesta de sol en el refugio cordobés de La Loma, en Totoral, hasta el presente de este homenaje entrañable. El libro cierra el abismo de la pérdida: “Soy su hija y desde ese lugar quiero contar a mi padre, que entre muchas obras hizo una que es sólo mía al regalarme una infancia feliz y un ejemplo”.

Noble, un argentino visionarioVia La Nacion

 

Un lugar en la baulera

Entrevista a Guadalupe Noble para Espectáculos de La Nación

Entrevista a Guadalupe Noble para Espectáculos de La Nación

“Acá sólo entro yo”, advierte la escritora. Pero abre la puerta

“Para escribir novelas, una mujer debe tener dinero y un cuarto propio”, escribió en un ensayo Virginia Woolf, en 1928. La escritora británica entendía que sólo así, encerrada bajo llave, una mujer podía abstraerse de las tareas de su casa y dejar volar su imaginación. Guadalupe Noble vive en un palacio con entrada para carruajes, el Palacio Estrugamou. Bastante seguido sube por una escalera caracol de hierro al último piso, donde -para el resto de los departamentos- están las bauleras. Ella transformó su baulera en otra cosa: un refugio cálido cubierto de libros, fotos y artesanías. Un ojo de buey deja ver el río desde su pequeño mundo privado en el que escribe, piensa, lee, y donde guarda sus objetos más preciados. Es su cuarto privado. “Acá dejo entrar sólo algunos temas. Mi casa es pública. Acá sólo entro yo, mis cosas y mis recuerdos”, advierte.

 
 
SITIO OFICIAL
Guadalupe Noble © - 'G.Noble' by TRV
Design by Lauta and coded by CGE,Illustration by Sophie Comte