Las luces volvieron a encenderse y la emoción se adueñó del Picadero – Clarín 23 de mayo de 2012

Por Nora Sánchez

La comunidad teatral participó ayer de la reinauguración de la mítica sala porteña

A sala llena. Actores, autores y productores llegaron hasta el edificio del Pasaje Discépolo al 1800.

 

Teatro El Picadero, un f̩nix que abre sus alas 31 a̱os despu̩s РT̩lam 23 de mayo de 2012

El dramaturgo Roberto “Tito” Cossa cortó en la noche del martes la cinta celeste y blanca que marcó la reinauguración del teatro El Picadero, en el pasaje Enrique Santos Discépolo 1857, a 31 años del incendio que lo destruyó, provocado por esbirros de la dictadura cívico-militar, el 6 de agosto de 1981.

El presidente de Argentores estuvo acompañado por el empresario Sebastián Blutrach, director de la sala y del también céntrico teatro Metropolitan, y Hernán Lombardi, ministro de Cultura porteño, además de varios centenares de actores, directores y otros entusiastas vinculados al quehacer escénico.

 

Dos nuevos espacios para la cultura – La Nación 23 de mayo de 2012

El Picadero, faro teatral de la resistencia durante la dictadura, fue reabierto anoche; hoy se inaugurará la Usina del Arte, en La Boca

Por Silvina Premat | LA NACION

A un siglo de haber sido construidos como espacios de producción industrial, dos edificios emplazados en barrios emblemáticos de la ciudad de Buenos Aires fueron recuperados para regocijo de la expresión artística y cultural.

Levantado originalmente para fabricar bujías, el histórico edificio donde funcionó la sala Del Picadero, que albergó a Teatro Abierto, la primera expresión de resistencia cultural, salvado de ser demolido por un grupo de vecinos, reabrió ayer sus puertas en el mítico pasaje Enrique Santos Discépolo, entre Corrientes y Riobamba.

La fachada del Teatro del Picadero logró mantenerse en pie; el resto de las instalaciones fue reconstruido

 

Sara Llopis Noble con Enrique Llopis en el “El viento que viene y va”

Sara Llopis Noble, backstage y cantando en el espectáculo de Enrique Llopis “El viento que viene y va”, un homenaje al gran poeta español Rafael Alberti, en el Teatro Caras y Caretas el sábado 24 de abril de 2010

 

Un lugar en la baulera

Entrevista a Guadalupe Noble para Espectáculos de La Nación

Entrevista a Guadalupe Noble para Espectáculos de La Nación

“Acá sólo entro yo”, advierte la escritora. Pero abre la puerta

“Para escribir novelas, una mujer debe tener dinero y un cuarto propio”, escribió en un ensayo Virginia Woolf, en 1928. La escritora británica entendía que sólo así, encerrada bajo llave, una mujer podía abstraerse de las tareas de su casa y dejar volar su imaginación. Guadalupe Noble vive en un palacio con entrada para carruajes, el Palacio Estrugamou. Bastante seguido sube por una escalera caracol de hierro al último piso, donde -para el resto de los departamentos- están las bauleras. Ella transformó su baulera en otra cosa: un refugio cálido cubierto de libros, fotos y artesanías. Un ojo de buey deja ver el río desde su pequeño mundo privado en el que escribe, piensa, lee, y donde guarda sus objetos más preciados. Es su cuarto privado. “Acá dejo entrar sólo algunos temas. Mi casa es pública. Acá sólo entro yo, mis cosas y mis recuerdos”, advierte.

 
 
SITIO OFICIAL
Guadalupe Noble © - 'G.Noble' by TRV
Design by Lauta and coded by CGE,Illustration by Sophie Comte