" Al norte de mi al norte de ti en el norte mi norte encontré."
Guadalupe Noble
Guadalupe Noble
"Soy"

Soy, libro de poesía

Rasguña la piel, se mete por los poros, escarba en el pecho y lo oprime o lo dilata, porque hay tramos de dolor por heridas irreparables, como los hay de amor y de ternura por el bálsamo saturado con el jugo de hierbas estrujadas de pasión. Estos poemas no se leen, se absorben, se refugian en el alma, y allí se quedan para espiar por una lágrima tibia o una sonrisa melancólica la angustia de los vacíos por las cosas que debieron ser y no fueron, para mitigar nuestro desconsuelo por este mundo cruel y despiadado y decirnos que aún existe la belleza.

   Elías Scheble

Tapa Libro Soy de Guadalupe Noble
Tus poemas tienen una impecable factura, su ritmo es riguroso como la libertad de su rima interior, evocan por momentos una arquitectura de poesía clásica. El contenido de algunos trabajo, como Noticias del mundo para mi hija, es una verdadera pedagogía para la existencia, hasta podrían formar parte de los textos de la sabiduría.
EL tono jadeante de algunos momentos _"me enciende", "me monta"- se mezcla con el lirismo de otras descripciones -la niña estaba hecha con "materia de sueños"- y el naturalismo crudo de un dolor que derrumba -"mariposa estaqueada", "perdí el color"- porque como se dice en la magnífica descripción de Soledad, la autora ha quedado "desconectada de la palabra".
Los símbolos de nuestro paisaje nacional están presentes en los últimos poemas, pues olfateamos la tierra del polvo seco de las carretas, el aire pleno de la cuesta del obispo, la belleza del totoral. Poemas que están en la historia porque son el testimonio de lo que no puede borrarse... de lo que en ti vive... para siempre.
Dominas el lenguaje, abundantes son tus descubrimientos, brillantes tus proposiciones. Tu palabra pesa porque tiene alas, cada frase respira belleza.
Archibaldo Lanús
Archibaldo Lanús
Ir arriba